El RINCÓN del DUENDE

Esta historia empieza con la idea de construir una fuente, no sabíamos muy bien cono sería la escena pero sí que tenía que tener una fuente.

Buscamos las diferentes piezas para hacerla, la pintamos y cuando fuimos a ponerle el agua nos dimos cuenta que solo nos quedaba agua en tono verde, la que usamos para  hacer lagos, y pensamos ¿porque no?.

DUENDE1                   DUENDE2

Decidimos situarla en un rincón de un viejo parque, escondida entre la vegetación.

Para ello envejecimos la fuente, le pusimos el agua con verdín, muchas plantas, pero faltaba algo.

DUENDE3                   DUENDE4

¡Un duende!, ¡eso era!, un geniecillo volador que viviera en este pequeño rincón.

DUENDE5                   DUENDE6

Creamos al personaje, lo sentamos al borde de la fuente y en un instante se apodero de la escena.

DUENDE7        DUENDE8

Así, este farolillo se convirtió en el Rincón del Duende.

Si te gusta lo que ves, no olvides compartirlo.

1 comentario en “El RINCÓN del DUENDE”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.