EL ARMARIO de la ENCAJERA

EL ARMARIO de la ENCAJERA

Cuando vimos esta caja nos pareció que con unos cuantos cambios podíamos convertirla en un bonito armario. La pintamos de verde, distribuimos las diferentes baldas, le pusimos la moldura de la parte alta, y poco a poco se convirtió en el armario que habíamos soñado.

Para llenarlo, me acorde de la lata que tengo llena de encajes y puntillas de mi abuela y a la que recurro para hacer diferentes accesorios para las casa de muñecas.

ESCENAS92        ESCENAS93

Nos imaginamos a una encajera llenándolo de pequeños detalles, un cojín, una flor, un broche, una perla.

ESCENAS94        ESCENAS95

Tesoros que ha ido guardando con cariño a lo largo de su vida y que le hacen recordar días felices.

ESCENAS96                    ESCENAS97

Como este vestido blanco.¡Cuántas promesas susurradas al oído vienen a su memoria cuando lo mira!

ESCENAS98

En fin, dejemos a la encajera con sus recuerdos y cerremos el armario hasta otro día.

ESCENAS91        ESCENAS90

 

Si te gusta lo que ves, no olvides compartirlo.

 

1 Comment

  1. Zulueta

    Qué bonito y qué romántico!!! ?
    Me encanta!!!
    Un besico! 🙂

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.